Aula Virtual

Mapa web
Accesibilidad
Actualidad
Blog
 
Lunes, 14 Octubre 2019 09:44

La Neurociencia empresarial como base para la gestión corporativa

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El avance digital de los últimos 25 años ha transformado la sociedad en global e interconectada, afrontando uno de los periodos de mayor complejidad de toda la historia reciente.

En este periodo, la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad predominan. De igual manera, las organizaciones se han adaptado a un proceso de cambio iterativo e incremental que ha supuesto la sustitución de paradigmas que antes parecían inquebrantables, llegando a ocasionar incluso la desaparición de grandes empresas y generando la aparición de nuevos modelos de negocio o producto con mayores prestaciones, con mayor disponibilidad para el usuario y a un menor coste.

Tres han sido los aspectos principales que han supuesto una necesidad de cambio en la forma en que se desarrollan las actividades de las empresas:

  1. Personalización y adaptación de productos, manteniendo la sostenibilidad del medio ambiente como factor crítico respecto a su imagen de marca.
  2. Digitalización y descentralización de datos y transacciones.
  3. Descentralización de personas, proyectos y empresas.

Cada uno de estos cambios supone un impacto significativo en las organizaciones, cuya fase de viabilidad debería considerar al menos cuatro dimensiones:

  1. Personas.
  2. Tecnología e infraestructura.
  3. Procesos y Servicios.
  4. Proveedores y socios comerciales.

En la actualidad empresarial global, saber gestionar la incertidumbre del cambio, el caos, la ambigüedad y la complejidad, no es una opción, es una necesidad. #Neurociencia empresarial #NeuroMarketing @MasterNEM_URJC #URJCx @urjc Twittea esto

La velocidad en la que actualmente se producen los cambios a nivel científico y tecnológico siguen un ritmo de modificación disruptiva global que se presenta cada 9 años. Sin embargo, la capacidad de la humanidad para entenderla, aprovecharla conscientemente e implementar una legislación apropiada mantiene un proceso de entre 12 y 15 años, lo que provoca desconcierto y sensación de desorientación.

El papel de la neurociencia como factor de éxito en la gestión empresarial

La necesidad de ofrecer nuevos productos al mercado, de contar con el mejor talento, de unos procesos más eficientes y además con la presión de la competencia global, está llevando a las empresas a una contradicción entre sus modelos de gestión y los valores con los que se fundaron. Esto afecta negativamente a los grupos de interés externos e internos de la organización, lo que puede repercutir en la rentabilidad hasta niveles críticos. Una clave para una posible solución es sencilla pero compleja a la vez: Dotar a las personas de herramientas que permitan incrementar sus habilidades soft, al mismo nivel que el conocimiento técnico, para así disponer de la capacidad de afrontar el entorno tan complicado que la sociedad y organizaciones encaran.

El contexto actual descrito resulta inquietante, pero no todo está perdido. Existen caminos que las empresas, desde un modo global, y los profesionales desde un nivel individual, deben iniciar. Es vital conocer y afrontar el Qué, para luego abordar el Por qué y el Cómo. Esa labor de trasmisión de conocimiento no puede acotarse desde una aproximación aislada, debe partir de un enfoque multidisciplinar que aborde las temáticas que el entorno actual demanda ubicando a la persona como protagonista y al tiempo como variable crítica y escasa para los profesionales que deban asimilar estos postulados.

Dentro de los factores de éxito para sortear los retos y lograr los objetivos se proponen los siguientes:

  • Integrar los nuevos conocimientos sobre los procesos cerebrales involucrados en generar un clima de trabajo que, sin eludir la dinámica que exigen las organizaciones actuales, haga de cada miembro del equipo un “socio del proyecto”.
  • Incorporar herramientas neurocognitivas que permitan incrementar la competitividad, el rendimiento y motivación de los colaboradores, por un lado y, por el otro, crear relaciones eficaces con las personas que las rodean, potenciando habilidades de liderazgo y de gestión, así como la toma de decisiones en contextos de incertidumbre.
  • Influir positivamente tanto en sus clientes, compañeros, directivos, proveedores, socios de negocios, etc.
  • Apertura de mente hacia un concepto de empresa dinámica proactiva y un liderazgo centrado en valores y trabajo en equipo.
  • Conocer los elementos que forman parte de las decisiones inconscientes de los consumidores y agentes financieros.

Es un proceso complejo que necesita tiempo para su aplicación y gracias a los nuevos aportes de la neurociencia se abren nuevos caminos hacia la implementación del conocimiento del funcionamiento del cerebro como una alternativa a los nuevos retos a los que las pequeñas y grandes empresas se enfrentan en un mundo globalizado y en constante cambio.

Visto 209 veces